martes, 23 de septiembre de 2014

Mi perro: Ron



El miércoles pasado os hable de mi experiencia como casa de acogida con Noa. Hoy quiero hablaros del pequeñajo que se quedo en casa y que desde que llego es nuestro pequeñajo.
Fue separado de su madre y de sus hermanos con solo un mes. Se recomiendo que los cachorros sigan con sus hermanos y su madre hasta cumplir los dos meses. De esta forma aprenden cosas tan importantes como a socializarse correctamente, la mordida…
En muchos casos esto no es posible. A partir del mes, los cachorros dejan de tomar leche materna y empiezan a comer pienso. Este pienso debe ser especifico para cachorros para ayudar así a un mejor desarrollo. Por esta razón, muchos de los cachorros abandonados son a esta edad que es el momento en el que empiezan a costarle dinero a sus dueños. No defiendo para nada el abandono. Lo considero una práctica terrible y que espero que algún dia no se siga haciendo.
Para evitar el abandono es muy importante ponerles chip a nuestras mascotas (además de que legalmente es obligatorio). Al llevar chip, si se pierde, será mucho más fácil que vuelvan a casa.
Siguiendo con la historia de Ron. Llegó a mi casa con un mes, y estuvo conviviendo con Noa, la perrita acogida, durante mes y medio mas o menos.
Durante los 3 primeros meses de vida hay que realizar un calendario de vacunas. Que se ponen cada 15 dias (+ o -) y que hasta que no estén puestas las tres, el cachorro no puede salir a la calle. Las vacunas tienen precios muy diferentes dependiendo de la comunidad y del veterinario.
Donde yo las puse, costaron 25 euros cada una.
Después de las tres vacunas se tiene que poner el chip, hacerse el pasaporte y poner la vacuna de la rabia (vacuna anual y también obligatoria). En mi veterinario, estas tres cosas costaron 67 euros.
A partir de la tercera vacuna ya pueden empezar a salir a la calle. Algo muy importante ya que se considera que un perro, antes de cumplir los 4 meses debe haber sido expuesto a todo lo que será expuesto de adulto. Es decir, si planeáis ir de viaje y el perro viajará con vosotros, es importante que antes de los 4 meses viaje en coche, tren… que aprenda a que no solo está su casa sino que hay más casas. Debe jugar con perros de todos los tamaños, con personas de todas las edades… y todas estas experiencias tienen que ser positivas para él.
La verdad es que yo estuve muy preocupada con Ron, al tenerlo desde el mes de edad empecé con las vacunas con un mes y quince días y justo el día que cumplió los tres meses podía salir a la calle.
Mi pareja había tenido un perro anteriormente que ladraba siempre que viajaba en coche, así que intentamos acostumbrar a Ron a viajar en el coche para que no le diera miedo. El pobre, al ser cachorro y tener que estar quieto en el sitio dormía. A día de hoy, cuando subimos al coche tarda dos minutos en dormirse, como podéis ver, está muy condicionado jejeje
Me gustaría preguntaros si tenéis mascota, de ser así ¿Desde cuándo la tenéis? ¿Cómo se lleva en casa? Alguna anécdota que quieras contarme :)

1 comentario:

  1. hola guapa!!!ohhh!!es una monada!!!qué preciosidad es ron!!!besines!!!

    ResponderEliminar